viernes, 9 de marzo de 2012

Mi carta a Sarkozy pidiendole ser francés


Mr. Nicolas Sarkozy. Président de la République Française.
Palais de l’Elysée.
Paris. France






Estimado Presidente:

Los últimos acontecimientos  acaecidos en mi pais de nacimiento, España, me  obligan a solicitar de V.E. la nacionalidad francesa. Por si no está al corriente, me permito recordarle lo que está aconteciendo en España y que me obligan  a renegar de mi pais de nacimiento:

-         Hemos sido capaces de votar en el gobierno central, autonómicos y locales a una opción política que nos iba a castigar como ciudadanos; lo está cumpliendo y encima tienen el morro de decir que aún así esto no se va a solucionar ni en éste ni en el año que viene. Y se quedan tan frescos.

-         Mi país ha sido capaz de castigar a un juez que estaba persiguiendo un caso de corrupción, destituyéndole de su cargo. Además, un par de políticos  encausados por haber recibido obsequios por parte de la organización corrupta que este juez investigaba, han sido absueltos.

-         España creo que es el único país del mundo que tiene todavía ocultos en cunetas y lugares indignos una cantidad importante de ciudadanos asesinados durante y después de la guerra civil. El juez que se ha puesto manos a la obra para dar una solución  ha sido acusado y empapelado por intentar aclararlo

-         Mi país sigue indultando a ladrones de guante blanco que se han llevado importantes cantidades de dinero de entidades financieras y empresas, ejecutando para ello hipotecas y dejando a la calle a multitud de ciudadanos.

-         Nuestros representantes han aprobado una reforma laboral que echa por tierre decadas de conquistas y derechos laborales.

En mi favor para ser aceptado como ciudadano francés he de comentarle lo siguiente:

            Visito con cierta frecuencia su país, Gavarnie, Cauterets, Séte, Olorón, Marsella, GrandCamp-Maisy, Burdeos, Mont Saint Michel,Disney-Paris y por supuesto Paris, son lugares que he visitado y me han gustado sobremanera. También aprovecho mis excursiones por el Pirineo para visitar brevemente su país, y siempre que puedo, me acerco a ver el Tour de France a su paso por los Pirineos

            Soy propietario de una participación en parcela en un municipio que linealmente está a 1Km escaso de la frontera de su país. Haré las gestiones pertinentes para solicitar la anexión de dicha parcela a su país. Algo tendré que aportar para sentirme más partícipe de su nación, y acreditar mi interés

            Me gusta su gastronomía, los croissant, las baguettes, la mantequilla, el queso, los vinos y los licores (Armagnac, Chartreuse, Calvados). Con el champagne tengo alguna dificultad, pero seguiré insistiendo a ver si le cojo el gusto.

            Comprendo, hablo y escribo su idioma con cierta facilidad.

            Mi mujer, a quien pienso convencer para que retome la nacionalidad francesa, nació en Francia (Mantes-la-Jolie, actualmente un barrio de Paris) donde residió hasta la edad de 10 años. Espero que esto sume puntos.

            En la actualidad tengo familia con nacionalidad francesa (tíos y primos de mi mujer) residentes en distintos puntos de Francia, que no dudarían en acogerme en un primer momento, hasta poder disponer de un alojamiento y medios de vida propios.

            Prometo sustituir mi devoción a la virgen del Pilar  (que no quiere ser francesa, sino capitana de la tropa aragonesa…) por mi devoción incondicional a Santa Juana de Arco. También prometo  eliminar de mi discoteca cualquier versión, sinfónica o de jota de “Los Sitios de Zaragoza” y si es necesario, renegar públicamente de Agustina de Aragón, Palafox y el Tío Sas.

No se si esta carta de presentación e intenciones será suficiente, en cualquier caso quedo a su disposición para cuantas observaciones en este sentido tenga a bien considerar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada